martes, octubre 17, 2006

La flor de la certeza


Ninguna hoja se cae de un àrbol airada y maldiciendo al otoño porque le quite la vida; tampoco se lamenta resignada, simplemente acepta e igual que disfrutò su nacimiento, disfruta ahora su partida. Ningùn pequeño montìculo echa de menos el ser tan alto como el Everest, ni èste tampoco se siente tentado a ridiculizar a las colinas. Ninguna rosa se siente deshonrada en su belleza por tener que convivir con las espinas. Todo en la Naturaleza acepta el hecho de ser lo que es y encuentra en ese ser lo que es, su màxima alegrìa. Todo siente certeza en actuar, todas las cosas se aceptan a sì mismas. Todo se deja llevar, todo emite su nota en el momento justo en que la partitura se lo indica. Èste es uno de los màs bellos atributos de la Existencia: por èl, ninguna cosa se siente a sì misma menos que Divina; por èl, todo hecho es realizado sin tibieza, sin dudas, sin que nada se sienta obligado y sin que tampoco nada se resista. Todo es intenso y suave al mismo tiempo, todo es justo, exacto, perfecto, todo encaja a la primera, como un traje hecho a medida. Nada se lamenta, nada se queja, ninguna cosa se siente cargada de "razòn", ninguna pide "justicia", ninguna se siente marginada, extraña, fuera de su casa, menos considerada que otra o menos atendida. Los humildes guijarros, por ejemplo, no miran a las estrellas con envidia. Las hormigas no sueñan con llegar a ser reyes de la selva, ni ningùn leòn tampoco se siente por encima de una hormiga. Nada duda en hacer prosperar cada vez con màs entusiasmo la parcela que le ha tocado cultivar en el Jardìn de la Vida.
¿Por què en los hombres parece tan distinto?
¿Por què parece haber un abismo entre su corazòn y su alegrìa?
¿Por què, el ascensor en el que elevamos nuestras oraciones al cielo, tiene siempre puesto el cartel de "no funciona...hay averìa?
Quizà debamos fijarnos màs en còmo rezan los rìos, en como rezan los àrboles, las piedras, los leones....y las hormigas.
Quizà debamos humildemente aprender de ellos que ser UNO MISMO es ser UNO CON LA VIDA.

4 comentarios:

Lunaria dijo...

Queria agradecerte tu paso por mi blog y de camino, comentarte que realmente es tal cual lo expones. Los seres humanos siempre tendemos a conseguir más y más, y no nos damo cuenta que lo más importante que disfrutar de lo que tenemos (ya sea material o no) y no dejarnos la vida en lamentos a veces, innecesarios.
Muy buen post. Volveré por aquí.
Saludos desde España.

indianala dijo...

Gaby vine a visitarte para agradecerte y me provocaste una grata sorpresa!
...Si nos educaran para la vida...seria diferente, pero nos pasamos mas de la mitad aprendiendo como no morir en vez de vivir...
Regreso por mas. Saludos.

Gaby del Río dijo...

Lunaria: como te comentè, me encantò tu blog, absolutamente tooodo, y què gusto que hayas entrado en el mio.

indianala: de igual manera te agradezco y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Muchas gracias.

Saludos!
:)

corvus dijo...

filosofía pura... chido