viernes, noviembre 03, 2006

El tuerto en tierra de ciegos


Con el infinito en su mirada, un anciano tenía el reflejo de la quietud de los astros en su rostro. A su alrededor, un sinnúmero de hombres, jóvenes y viejos, llegados de alejados rincones, venían con la esperanza a flor de piel por algún día llegar a ser como él.

El largo mirar del maestro poco a poco regresó a su entorno. Su paz, fue reflejo en su voz: "¿El tuerto en tierra de ciegos es rey?"

Muchos, al unísono, contestaron afirmativamente. Igual, sin inmutarse, al más seguro de su respuesta inquirió: "¿En qué basas tu afirmación?"

"En que verá más que los otros y por tanto será el mejor."

Y el sabio dijo: "Tienes razón en lo primero que afirmas, pero no por ello será el mejor. ¿Crees que sería el adecuado para gobernar donde los súbditos no son como él? Diré que no, por tener la incomprensión de un mundo ajeno. De llevarse a cabo tal reinado, rey y gobernados hablarían lenguas diferentes y al suceder tal incomunicación vendría el caos para uno y para otros.

Por tanto, el tuerto en tierra de ciegos no es rey sino un idiota por ser el único inadaptado en ese lugar."

Emilio Rojas

10 comentarios:

kasandra dijo...

Pues yo no acabo de verlo así, chica.

No se trata de reinar. Si no de tropezar menos con la realidad.

Y creo que él llevaría ventaja.

Aunque después de ver el bosque de Shyamalan... dudo de la estupidez de mi razonamiento

Un saludo :)

Grimalkin el Bardo dijo...

El texto constituye por lo menos una muy buena reflexión sobre el ejercicio de la convivencia en el marco de la tolerancia, pero en la advertencia de la Justicia. En un plano más práctico diríamos, ¿cómo pueden entender los poderosos las necesidades de quienes nada tienen? Visto así, Carlos Slim es el primer desadaptado de éste país...

Isabel Romana dijo...

Encantador este texto. Es una buena forma de señalar las diferencias, pero no coincido tampoco con la tesis del autor. No digo que quien ve más sea mejor, ni mucho menos. Pero el tener una visión más amplia lo faculta para valorar más factores sobre los que basar las decisiones. Pese a todo, no debe significar que los tuertos queden excluidos de ellas... Saludos cordiales.

Gaby del Río dijo...

kasandra: gracias por tu visita y el comentario.
Saludos
:)

grimalkin el bardo: exactamente! Podríamos hacer una lista interminable.
Llevamos años viendo a los poderosos crecer, mientras la gente (el pueblo) se va perdiendo cada vez más, es decir, la gente que estaba en un nivel medio, ahora no tiene ni para comer, y ya ni se diga de los que de por sí, ya no tenían nada.....
Esa, es nuestra realidad....
Saludos!
:)

Isabel Romana: es un honor el tener su visita en mi blog, le agradezco muchísimo su comentario.
Saludos

Taito dijo...

Cierto, es un desadaptado, pero pasa como en el dicho, el que tiene más saliva como más pinole. La desadaptación es lo de menos cuando lo que se busca es el poder. Así es de desigual el mundo. Sin embargo, el texto es lindo. Felicidades, Gaby hermosa

Gaby del Río dijo...

Tay, muchas gracias, nos unimos en contra de esa desigualdad, vale?(jeje.. como si nos quedara de otra)
Un beso
:)

ilne dijo...

buen texto,
me gusta como se ha dado la vuelta de tuerca a un dicho que afirmamos sin meditar en lo que significa, porque ¿cual es la verdadera realidad la de los ciegos o la del tuerto? de que serviria un tuerto que no es capaz de ver la realidad.

Gaby del Río dijo...

ilne: así es...y los hay muchos....
Saludos!!
:)

JB dijo...

Ya lo dijo el italiano Pareto: El gobierno de las élites es eternamente mutante o cambiante. Estas varían, con el paso del tiempo...

saludos "miopes"

Gaby del Río dijo...

jb: eso es muy cierto!!!!
Saludos!!!